woman on a beach


Al buscar un tratamiento para herpes labial, debes fijarte sobre todo en aquellos que promuevan el uso de ingredientes naturales. La razón es que los fármacos suelen producir indeseados efectos colaterales en el organismo, empeorando la condición. Lo primero –y mejor– que puedes hacer es detener los brotes antes de que ocurran, lo cual quiere decir que debes mantener fuerte tu sistema inmune, ya que al tener las defensas bajas cualquier infección logrará entrar al cuerpo.

La prevención en un tratamiento para herpes labial

El virus del herpes simplex tipo I se transfiere con los besos o el contacto cercano con alguien con un brote activo. Una vez que lo contraes, el virus jamás desaparece del cuerpo: permanece en estado latente hasta que algún factor lo despierte. Para disminuir al mínimo la aparición de los brotes, sigue estos pasos:

  1. Utiliza protector solar cuando salgas de casa, el sol en exceso puede generar nuevos brotes.
  2. Es aconsejable que te coloques protector labial o una ligera capa de vaselina en los labios, así mantendrás la delicada piel de esta zona hidratada y evitarás que salgan ampollas.
  3. También es recomendable que lleves una dieta baja en arginina y alta en lisina; ambas son aminoácidos, la arginina favorece el herpes y la lisina lo combate. Por lo tanto consume más pescado, leche, carne y legumbres, alimentos ricos en lisina. Y evita comer chocolate, frutos secos y semillas, que son ricos en arginina.
  4. Lávate las manos con frecuencia para que no disemines el herpes por otras partes del cuerpo

Los 7 remedios caseros recomendados para combatir al herpes labial

1. Leche o yogur

Ambos productos lácteos contienen lisina, que como ya mencionamos, inhibe el virus. Basta con que mojes un disco de algodón en leche y lo apliques directamente. O coge un poquito de yogur y cubre las lesiones labiales.

2. Propóleo

Puedes preparar una pomada con propóleo al 3% añadiendo un gotero a una cucharada de cera de abejas o vaselina. El propóleo es antibiótico natural, cicatrizante y desinfectante que resulta especialmente eficaz en el tratamiento para herpes labial. Ten en cuenta que por lo general la presentación del propóleo es en alcohol, por lo que tal vez pueda arderte un poco cuando te lo apliques. La cera de abeja o la vaselina sirven de base y como emulsionantes.

3. Sulfato de cobre

Puedes conseguir una loción de sulfato de cobre o zinc y aplicártela tres veces al día sobre las lesiones. Se consiguen en tiendas naturistas y farmacias.

4. Vitamina E

Una crema de vitamina E es excelente para hidratar a profundidad la zona, además favorece la recuperación de la piel. Si no consigues la crema puedes disolver una cápsula blanda de esta vitamina y mezclarla con cera de abejas. El resultado es inmejorable.

5. Leche, sal y limón

Mezcla sal, leche y jugo de limón para combatir el herpes. Tan sólo añade el jugo de medio limón recién exprimido y una puntita de sal a una cucharada de leche y revuelve bien. Las proteínas de la leche amortiguarán el ácido del limón, lo que evitará que te arda mucho. Con un algodón mojado en esta solución da pequeños toques sobre las lesiones varias veces al día. Luego de que te apliques este remedio, ponte un poquitín de sábila sobre la úlcera. Como sabes, la sábila es un estupendo cicatrizante y regenerador de la piel.

6. Sal común

La sal común suele ser buena también para el tratamiento para herpes labial. Basta con llenar la punta del dedo y presionar el labio unos segundos para permitir que la sal penetre en la úlcera. Lávate después muy bien las manos con agua caliente y jabón neutro.

7. Aceites esenciales

El aceite de lavanda o melisa son excelentes como antivirales y desinfectantes. Coloca 3 gotitas sobre el herpes varias veces al día y desaparecerá más pronto. Todos estos remedios son muy útiles en el tratamiento para herpes labial; cambia el cepillo de dientes y no compartas objetos de uso privado con nadie como medida indispensable.

Rate this post